Lleva un año sin depilarse y lo muestra en Instagram.

Compartir Publicación

Eldina Jaganjac es una danesa de 31 años y contó que tampoco se rasura las piernas. Pese a las burlas, asegura que le ayudó a aumentar su autoestima y reconocer qué personas valen la pena.

A medida que fueron pasando los años, y la madurez la fue golpeando de a poco, Eldina cuenta que se sintió “frustrada” ante la expectativa que se le impone a las mujeres respecto al vello facial, por lo que tomó una medida: decidió abandonar las pinzas y las máquinas de afeitar y dejó que todo florezca con naturalidad.

Mirar instragram de: Eldina Jaganjac

“Antes de dejar que mi vello creciera, sentía que había opciones extremadamente limitadas sobre cómo se suponía que debían verse las mujeres. En comparación con los hombres, se espera que gastemos mucho más tiempo y dinero en nuestra apariencia solo para ser considerados visualmente aceptables en la sociedad, especialmente cuando estás en espacios públicos”, dijo, en diálogo con el New York Post.

También puede leer: “De la Colombia de los Narcos a Marte” indignante título es parte de un periódico italiano

Continuando, se refirió a la exigencia social que hay en este ámbito para con las mujeres, algo que no se da con los varones, siendo estas prácticas menos comunes de ver. “Si un hombre no se afeita y no se depila las cejas, nadie se da cuenta ni comenta y no es nada fuera de lo común. Solía no sentirme cómoda al salir a la calle a menos que mis cejas fueran de tamaño pequeño, y no iba al gimnasio a menos que mis piernas estuvieran bien afeitadas. Ahora, opté por centrarme en las tareas y metas que necesito haber hecho y menos en cómo me veo mientras las hago y si le gusta o no a la gente”, sostuvo.

Eldina sufrió cyberbullying por su postura ante el vello facial


Respecto a la exposición en las redes sociales, Jaganjac relató el acoso que tuvo que vivir por las decisiones que tomó. “He tenido algunos comentarios groseros aquí y allá, pero muy pocos eran de adultos, más bien la mayoría venían de adolescentes. Es difícil a esa edad entender los roles de género, así que creo que ver a una mujer haciendo algo que se considera menos femenino los confunde”, contó.

Le puede interesar: Escalofriante: avión en pleno vuelo pierde partes del motor y caen en vecindarios


Sin embargo, aseguró que ve su apariencia inusual como un beneficio, ya que “puede eliminar a las personas conservadoras” y quedarse “con las que verdaderamente valen la pena” rápidamente, usando sus cejas y su bigote como un “barómetro”.


En ese marco, ella afirmó que aceptar su vello facial ha aumentado su confianza y autoestima y no le molesta en absoluto lo que otras personas piensen de su apariencia. “Mi decisión me ha ayudado a ser más abierta y creativa visualmente y a tener más coraje.


Creo que deberías hacer lo que quieras hacer. Quiero transmitir el mensaje de que todos somos diferentes y está bien. Todas las personas, independientemente de su género, deberían tener derecho a hacer lo que quieran con su apariencia. No me importa lo que digan los demás”, concluyó

Compartir Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Quiero realizar una denuncia
Hola. ¿Cómo te puedo ayudar?