Uber pagará millonaria multa luego que una mujer ciega acusara discriminación de sus conductores

Compartir Publicación

La afectada denunció que en reiteradas oportunidades no pudo utilizar el servicio de la plataforma de transporte, ya que sus conductores se rehusaron a llevarla debido a que estaba acompañada de su perro guía.

La plataforma de transporte Uber fue condenada a pagar 1,1 millones de dólares a una mujer ciega que los acusó de discriminación luego que sus choferes se rehusaran a llevarla en numerosas ocasiones dado que siempre va acompañada de su perro guía.

Según se informó, el fallo favorece a Lisa Irving, residente de la ciudad de San Francisco, quien recurrió a las instancias judiciales de ese país luego que los choferes de la plataforma le negaran el servicio en reiteradas oportunidades, haciéndola perder importantes compromisos laborales y personales.

En 2014 Uber ya había sido demandado por discriminar a personas ciegas. El juicio se extendió por dos años hasta que la empresa acordó pagar una multa de 2,6 millones de dólares y realizar esfuerzos para evitar esas prácticas entre los conductores que usan la app.

No obstante, ahora la justicia estadounidense determinó que la firma volvió a cometer dichas prácticas de discriminación en contra de Lisa Irving, quien denunció que debido a la negación del servicio falló en sus obligaciones laborales y no pudo asistir a eventos personales como cumpleaños y celebraciones de Navidad.

Incluso, la demandante relató que en una oportunidad fue abandonada por uno de los conductores de la app en medio de la noche, bajo la lluvia, con todo el riesgo que eso significa.

Según un informe entregado por el árbitro de la causa, “Uber permitió que los conductores que discriminaban a los pasajeros discapacitados siguieran conduciendo”, sin aplicar sanciones o multas disciplinarias.

Lo que es peor aún, añade el documento, “Cuando Uber realizó una investigación, sus investigadores fueron capacitados, en algunos casos, para entrenar a los conductores a encontrar razones no discriminatorias para las denegaciones de viajes, e incluso para ‘abogar’ para mantener a los conductores en la plataforma a pesar de las denuncias de discriminación”

Según el fallo, la mujer afectada recibirá por concepto de daños morales un total de 324 mil dólares (poco más de 232 millones de pesos chilenos), mientras que el monto restante (805.313 dólares) se destinarán a pagar los costos legales del proceso, incluidos los honorarios de los abogados.

En la actualidad Uber ofrece un formulario de soporte dedicado a recibir denuncias contra los conductores que se niegan a transportar personas con animales de servicio.

Compartir Publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Quiero realizar una denuncia
Hola. ¿Cómo te puedo ayudar?